Cuando alguien se aproxima al mundo de los criptoactivos (como criptomonedas o NFTs) y del blockchain en general, uno de los primeros conceptos que debe entender es el de wallet (o monedero en español, pero diría que poco usado en este contexto). Pero, ¿entendemos qué es un wallet? ¿para qué sirve? ¿cómo se usa?

En este artículo despejaré las principales incógnitas y entenderemos qué tipos de wallets hay para puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades según el caso de uso al que quieras dedicarlo.

Tabla de contenidos

¿Para qué sirve un wallet?

El wallet es un dispositivo software o hardware (o una mezcla de ambos) que permite a su propietario acceder a sus criptoactivos. Tener acceso básicamente significa poder enviar el criptoactivo a otra dirección del blockchain en el que reside.

¡Woow, en esta última frase he soltado un montón de "palabros"! Que no cunda el pánico, vamos por partes:

  • Un criptoactivo (tomando prestada una definición del Banco de España), es una representación digital de valores y derechos que pueden almacenarse y transferirse utilizando una tecnología DLT (del inglés Distributed Ledger Tecnology, que para nosotros ahora mismo tomaremos como sinónimo de blockchain). Esto es, puede ser una criptomoneda (como Bitcoins o Ethers), puede ser un NFT (como un cryptopunk) o un security token que represente, por ejemplo, acciones en una empresa.
  • Una dirección de un blockchain la podemos entender de manera análoga a lo que sería una cuenta corriente en un banco. Es decir, una dirección puede contener criptoactivos y pertenece a (o está controlada por) alguien, del mismo modo que una cuenta corriente contiene dinero y pertenece a un cliente del banco.
  • Cada criptoactivo existe en un blockchain específico. No existe tal cosa como "el blockchain", sino que existen diferentes implementaciones con sus ventajas e inconvenientes. Es decir, del mismo modo que para el concepto de base de datos tenemos diferentes opciones (como Oracle, MySQL o PosgreSQL, por citar algunos), para el concepto de blochain existen también diferentes protocolos e implementaciones (como Bitcoin, Ethereum o Polygon). No entraré en este artículo a definir qué es un blockchain.

Recapitulando, un wallet permite a su propietario acceder a los croptoactivos almacenados en una dirección de un determinado blockchain. Este acceso le permite enviar estos contenidos a otra dirección o demostrar su tenencia ante terceros, individuos o sistemas (como por ejemplo aplicaciones web3).

Un wallet no almacena criptomonedas (u otros criptoactivos)

Un problema que en mi opinión tiene la metáfora del monedero es que puede inducir a pensar que éste almacena los criptoactivos en sí mismos, cuando no es así.

Un wallet no almacena criptomonedas (u otros criptoactivos), si no que sólo da acceso a ellos. Los criptoactivos siempre "residen" en una dirección del blockchain.

¿Qué almacena pues un wallet? El wallet custodia la llave de acceso a la cuenta. Hablando con más propiedad, almacena las clave criptográfica que permite transferir los criptoactivos a otra cuenta (para más detalle sobre qué son y cómo funcinan las claves, te remito a este artículo).

Así pues, un wallet básico ofrece las siguientes funcionalidades:

  1. "creación" de direcciones (cuentas) en el blockchain y generar las claves pública y privada asociadas a dicha dirección y,
  2. la custodia de forma segura de la clave privada.

Sin entrar en este artículo en detalles criptográficos, se entiende que la clave privada jamás debe compartirse con nadie porque es el mecanismo que da el control sobre los criptoactivos.

Resumiendo, un wallet no almacena criptoactivos sino las claves privadas que nos dan acceso a los criptoactivos de una dirección en un blockchain en particular.

¿Qué tipos de wallets existen?

A la hora de elegir el mejor wallet, como casi siempre, no existe una única elección buena. Va a depender de los casos de uso que necesitemos llevar a cabo y nuestro nivel de madurez con respecto al uso de la tecnología blockchain.

Veamos pues qué tipo de wallets existen e intentemos clasificarlos.

Con custodia versus sin custodia (en inglés custodial versus non-custodial)

Esta clasificación tiene que ver con quién tiene la responsabilidad de almacenar las claves privadas.

En un wallet sin custodia el usuario final no tiene acceso ni visibilidad de las claves privadas que son almacenadas por un tecero en su nombre.

Un ejemplo clásico de wallet con custodia es aquel que un exchange centralizado pone a disposición de sus clientes para que depositen las criptomonedas que quieren intercambiar y para que reciban los criptoactivos recibidos en dicho intercambio. El exchange está actuando como custodio de los criptoactivos y el wallet ofrecido al usuario no es más que un mecanismo para depositar o retirar criptoactivos en el exchange. El usuario no interactúa nunca directamente con el blochain una vez que ha depositado sus activos en el exchange.

En un wallet con custodia has de confiar que el custodio haga un buen uso de los criptoactivos que le has "prestado" así como que implemente los mecanismos pertienentes para garantizar la seguridad de la clave privada. Existe un aforismo en el mundo cripto que dice así "no your keys, not your coins..." (la reciente bancarrota de FTX, entre otros muchos casos, en la que no está clara que los inversores puedan recuperar algún día sus fondos, parece darle la razón).

Ventajas

  • Fácil de usar
  • El usuario no tiene que preocuparse de la custodia de las claves

Inconvenientes

  • Es necesario confiar en un tercero
  • No hay acceso directo a los criptoactivos
Ventajas e inconvenientes de un wallet con custodia

En un wallet sin custodia, el usuario final tiene acceso a la clave privada y la responsabilidad de custodiarla. Por tanto ha de confiar en su capacidad de almacenar el wallet adecuadamente de manera:

  • que no pueda ser robado por ciberdeliencuentes (o criminales de carne y hueso que se presentan en tu casa con un bate de béisbol),
  • que no lo pierda y
  • que evite que se deteriore o estropee.

Ventajas

  • No es necesario confiar en un tercero

Inconvenientes

  • Es más complicado de usar
  • El usuario tiene que preocuparse de la custodia de las claves
Ventajas e inconvenientes de un wallet sin custodia

Existen estimaciones que determinan que el 25% de los bitcoins en circulación se han perdido para siempre porque sus propietarios han perdido el acceso a sus claves privadas. Así que independientemente de si gestionas tú la custodia de la clave privada o se la cedes a un tercero, haz los deberes de forma adecuada para asegurar que están a buen recaudo.

Hot versus cold

Los hot wallets son aquellos que están siempre conectados a internet y que por tanto habilitan procesos y transacciones más ágiles y rápidas (son más fáciles de usar). Sin embargo esta conectividad constante ofrece también más oportunidades a un posible atacante.

En cualquier caso, para algunas aplicaciones basadas en blochchain que han de mover criptoactivos en función de eventos que suceden en tiempo real es necesario un wallet que esté siempre conectado.

Ventajas

  • Más fácil de usar
  • Permiten el uso de aplicaciones blockchain que requieren conexión constante

Inconvenientes

  • Ofrecen más oportunidades a un atacante
Ventajas e inconvenientes de un hot wallet

Los cold wallets son aquellos que la mayor parte del tiempo están desconectados de internet y se conectan eventualmente sólo cuando es necesario realizar transacciones en el blockchain. Suelen requerir más conocimiento técnico pero presentan un mayor nivel de seguridad por su mucha menor exposición.

Ventajas

  • Al estar desconectados de internet la mayor parte del tiempo, minimizan las oportunidades para un atacante

Inconvenientes

  • Son más difíciles de usar
  • No se pueden utilizar con algunas aplicaciones blockchain que requieren conexión constante
Ventajas e inconvenientes de un cold wallet

Software versus hardware

Finalmente la tecnología de almacenamiento (custodia) de las claves privadas puede estar basada en sistemas software o hardware.

Un wallet software no deja de ser una aplicación que se ejecuta en un ordenador (u otro dispositivo). En función de la plataforma sobre la que está construído, tenemos wallets para dispositvos móviles, para ordenadores de escritorio (desktop), basados en web o incluso (y, de hecho, de los más habituales) plugins para para los navegadores web.

Generalmente son sencillos de utilizar porque presentan una interfaz más o menos amigable e integrada en una plataforma que el usuario conoce. El inconveniente principal es que por muy bien desarrollados y auditados que estén no dejan de ser un programa que se ejecuta sobre un ordenador y por tanto están expuestos a ataques contra el sistema operativo o el propio wallet a través de virus u otro tipo de ciberataques que podrían llegar a hacerse con la clave privada.

Una de las principales ventajes que tienen es que son el tipo de wallets que se integran de una manera más sencilla para interactuar con aplicaciones de la denominada web3 (aplicaciones con interfaz web que interactúan de manera nativa con algún blockchain).

Ventajas

  • Más fáciles de utilizar
  • Se integran de forma natural con aplicaciones web3
  • Experiencia nativa en las plataformas sobre las que se ejecutan

Inconvenientes

  • Son susceptibles a virus informáticos y otros ciberataques
Ventajas e inconvenientes de un wallet software

Los wallets hardware generalmente se implementan como cold wallets con interfaz USB que para interactuar con el blockchain deben conectarse previamente a un ordenador conectado a internet. Son por tanto dispositivos más complicados de utilizar y que requieren de otros componentes para integrarse con aplicaciones web3 (generalmente integránose previamente con un wallet software que es el que actúa de puente entre el wallet hardware y la web3).

A la seguridad de ser un wallet de tipo cold se añade el hecho que la clave privada jamás abandona el wallet. Las funciones criptográficas necesarias para realizar transacciones en el blockchain se realizan en el propio dispositivo (no en el ordenador al que están conectados) y lo que se envía al ordenador, a internet y al blockchain es la petición firmada con la clave privada (que es lo que necesita el blockchain para autorizar la orden), pero jamás la clave en sí. De hecho suelen estar diseñados de manera que no sea posible en ningún momento ver o extraer la clave privada, ni aún teniendo acceso físico al wallet. Sin duda son el tipo de wallet más seguro que existe, aunque nada es infalible.

Y por último, otra deventaja es que son dispositivos que pueden resultar un poco caros con precios oscilando entre los 50€ y los 300€ en contraposición a los basados en software que son generalmente gratuitos).

Ventajas

  • Los más seguros

Inconvenientes

  • Difíciles de utilizar
  • Suelen requerir de otros wallets software para conectarse a aplicaciones web3
  • Precios entre 50€ y 300€
Ventajas e inconvenientes de un wallet hardware

Resumen de tipos de wallets

Como resumen podríamos decir que si confías en ti mismo lo suficiente para ser tu propio banco (o dicho de otro modo para custodiar adecuadamente las claves privadas), el wallet más seguro (pero más incómodo de utilizar en el día a día), es un cold wallet hardware sin custodia.

En cualquier caso no es necesario disponer exclusivamente de un único (tipo de) wallet y tiene todo el sentido del mundo tener varios en función de lo que queramos hacer en un momento dado.

Por ejemplo, podríamos considerar una estructura como la siguiente:

  • un cold wallet físico sin custodia para almacenar (o "hodlear") criptoactivos con gran valor o en grandes cantidades pero que no necesitamos usar de forma constante,
  • un wallet software sin custodia para interactuar con aplicaciones web3 pero que sólo tenga los fondos necesarios para dichas interacciones,
  • los wallets web con custodia de los exchanges pero sólo con los fondos y el tiempo necesarios para para realizar las transacciones de cambio que tenemos previstas.
Con custodiaSin custodiaHotColdSoftwareHardware
Seguridad ★★★★★ ★★★★ ★★★★★ ★★★★ ★★★★★ ★★★★★
Facilidad ★★★★★ ★★★★★ ★★★★ ★★★★★ ★★★★ ★★★★
Comparativa de los diferentes tipos de wallet

Wallets disponibles en el mercado

En el mercado existen multidud de wallets de todos los tipos que hemos visto aquí. Sólo voy a citar algunos de los más populares para que tengáis un lugar por donde empezar vuestra investigación. Que quede claro que no estoy recomendando ninguno 😉.

Uno de los wallets software más populares para critpoactivos Ethereum. Existe como plugin para los navegadores web y también como aplicación móvil. La mayoría de aplicaciones web3 tienen soporte nativo para MetaMask
Uno de los wallet software más populares con versión móvil y de escritorio
Este wallet software disponible para móviles y como plugin de Chrome está desarrollado por uno de los exchanges más importantes del mundo pero no obliga a usar el propio exchange
La empresa Trezor tiene varios modelos de wallets hardware sin custodia
La empresa Ledger tiene también varios modelos muy populares de wallets hardware si custodia

Conclusiones

  • Un wallet es un dispositivo software o hardware que permite a su propietario el acceso a los criptoactivos de una determinada dirección en un blockchain. Este acceso permite enviar los criptoactivos a otra dirección y demostrar su tenencia ante terceros, indivudos o sistemas.
  • Un wallet no almacena directamente criptoactivos sino las claves privadas que dan acceso a unas direcciones específica dentro del blockchain. Estas direcciones son las que efectivamente contienen los criptoactivos.
  • Los wallets pueden clasificarse según diferentes criterios en función de:
    • quién custodia las claves privadas (con o sin custodia),
    • si están o no siempre conectados a internet (hot o cold) y
    • de la tecnología que utilizan (software o hardware).
  • A la hora de elegir un wallet (o un conjunto de ellos) hay que encontrar el equilibrio entre el nivel de seguridad y facilidad de uso que necesitamos para llevar a cabo una tarea determinada.

Referencias

En orden de aparición en el artículo: